Recomendación retorcida: La langosta

Si usted tiene ganas de cine, pero no es aficionado a los súper héroes, tal vez esté considerando darse una vuelta a la Cineteca Nacional, aquí va una recomendación por si toma esa decisión: Cumpliendo ya un mes en la marquesina de la Cineteca tenemos la fortuna de continuar con las proyecciones de La langosta, un peculiar filme que satiriza la obstinada manera en que los seres humanos clasificamos las relaciones de pareja, o su ausencia.

David es un hombre que acaba de ser despreciado por su esposa, por lo que debe registrarse en un hotel donde tendrá un corto periodo de tiempo para buscar pareja, si fracasa será trasformado en un animal que él elija. En su estancia en el hotel, David pasará por distintas etapas emocionales, inducidas por la presión social y la normatividad perversa que dictamina quién tiene derecho a vivir en sociedad y cómo debe de hacerlo. El desconcierto y el miedo llevarán a David a tomar decisiones desesperadas y eventualmente a encontrar una estructura de relaciones sociales contraria a la del hotel, pero no menos déspota e intolerante.

Descubrir las excéntricas reglas y actividades del hotel y del grupo subversivo al hotel es una de las experiencias más divertidas que da la película, y es especialmente interesante entender las metáforas que representan; por ejemplo, el hotel organiza una cacería de personas solteras que deambulan en el bosque, la cacería alargará el tiempo de hospedaje en el hotel dependiendo de la cantidad de “presas” recolectadas. La cacería de solteros representaría el número de conquistas sexuales que una persona soltera tiene, mientras más conquistas sean más tardará en ser estigmatizada por la sociedad por no tener una pareja estable.

Es importante aclarar que está no es una comedia típica, el humor consiste en advertir lo absurdo de las situaciones, así que no espere una película plagada de chistes, estimado(a) lector o lectora. Lo que encontrará es un metraje de 118 minutos muy frío, tanto por las atmósferas visuales como por el comportamiento parco de los personajes, pero con diálogos muy ingeniosos que invitan a múltiples reflexiones. Encontrará también una historia difícil de predecir, pues el cineasta griego Yorgos Lantimos emplea giros astutos en la trama con la intención de profundizar en sus tópicos.

La langosta es muy efectiva en ridiculizar la desesperada búsqueda del ser humano por encajar en moldes absurdos, que a lo largo de la historia han provocado más problemas que la dicha o completitud de quienes se adscriben a ellos. Recomendamos esta película particularmente para las personas que se sienten conflictuadas por presiones sociales y prefieren tomarlas a guasa que dejar que les afecten en lo emocional. Pero La Langosta no hace reír a carcajadas, tampoco deja una sensación de ligereza al abandonar la sala de cine, por el contrario, procura dejar a la audiencia con una sonrisa amarga en los labios y muchas ideas girando en la cabeza de aquellos que abran su sentido del sarcasmo a esta sobresaliente pieza de humor negro y crítico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s